Desde principios de enero de 2021, la situación epidémica en Portugal ha empeorado drásticamente, habiéndose detectado un porcentaje muy elevado de contagios por la variante británica del virus SARS-CoV-2, así como algunos casos de la variante brasileña.

Accede al CONTENIDO completo
Fuente: Cuatrecasas