El 26 de febrero de 2021 se publicó en el Boletín Oficial del Estado el nuevo Convenio para eliminar la doble imposición suscrito entre España y Japón (“el nuevo Convenio“).

El nuevo Convenio pretende adaptarse en términos generales a los estándares más recientes fijados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (“OCDE”) y, en particular, al Modelo de Convenio publicado por la OCDE en 2017 (“MC OCDE“).


Principales novedades:

Se identifican a continuación alguna de las novedades más relevantes que presenta el nuevo Convenio:

  • Se incorporan las definiciones de “actividad económica” y “fondo de pensiones reconocido”. En particular, ésta última definición tiene importantes implicaciones en materia de residencia, dividendos y derecho a los beneficios del Convenio.
  • Se excluyen de la condición de residentes a aquellas personas que están sujetas a imposición en un Estado exclusivamente por la renta que obtengan de ese Estado. Además, se incluye expresamente la “sede de dirección efectiva” como factor a tener en cuenta para resolver de mutuo acuerdo las situaciones de doble residencia fiscal de las sociedades.
  • La definición de “establecimiento permanente” se adapta al MC OCDE, con importantes novedades en materia de combinaciones de “actividades preparatorias o auxiliares” y de “agentes dependientes”.
  • Se mejora sustancialmente la tributación de los dividendos, incluyéndose un nuevo tipo reducido del 5% (antes era del 15%) y una nueva exención (antes existía un 10% de tributación), la cual resultará aplicable en supuestos en los que la participación ostentada sobre la pagadora cumpla determinados requisitos o en los que los dividendos son percibidos por un “fondo de pensiones reconocido”.
  • La tributación de los intereses, cánones y ganancias patrimoniales se adapta al MC OCDE, incluyendo una nueva exención general con respecto a las dos primeras rentas (antes existía un 10% de tributación) y una nueva potestad de gravamen respecto a ganancias patrimoniales obtenidas de “sociedades inmobiliarias”.
  • Se desarrollan con mayor detalle los mecanismos para eliminar la doble imposición y los procedimientos amistosos, así como las cláusulas de no discriminación y de intercambio de información. Igualmente, se incluye una nueva cláusula de limitación de beneficios del Convenio.

En la práctica:

El nuevo Convenio entrará en vigor el 1 de mayo de 2021 y surtirá efectos como regla general desde el 1 de enero de 2022, si bien las cláusulas de intercambio de información y de asistencia en la recaudación de impuestos surtirán efectos desde el 1 de mayo de 2021.

El nuevo Convenio introduce importantes novedades tributarias con respecto a su anterior versión, con la intención de favorecer los intercambios económicos entre los dos Estados y facilitar la cooperación entre ambas autoridades fiscales. Por ello, resulta fundamental que las compañías revisen la tributación de sus inversiones a la luz del nuevo marco fiscal que incluye el nuevo Convenio.


Fuente: Baker McKenzie