Durante los últimos meses, hemos sido testigos de como el Coronavirus ha alterado la actividad económica en todo el planeta, paralizando la producción y la movilidad internacional. En este sentido, una de las cuestiones que ha preocupado a los expatriados ha sido el impacto que el confinamiento podría tener sobre su residencia fiscal en el ejercicio 2020.

Accede a la noticia completa aquí
Fuente: EMS