El Brexit es una realidad y a pesar de que el proceso se implementará de forma gradual, es conveniente que tanto los ciudadanos españoles que residen en el Reino Unido como los británicos afincados en España tengan en mente qué consecuencias fiscales tiene la salida del país de la Unión Europea.

Accede a la noticia completa aquí
Fuente: EMS